5 oct. 2012

En primicia.

Y pensar que un "poco" más mayor me llegaron a llamar "Risitas de Oro" durante una temporada.
Nunca dejes de ser un  niño. Nunca pierdas la sonrisa. Ríete de ti mismo más a menudo.
Un saludo.

1 comentario: